Actualmente en España el Sector del Transporte representa entre el 78 y el 79 % del tráfico interior, lo que nos da una idea de la grandísima relevancia que tiene. Además, se trata de un sector en donde el tamaño de las empresas es muy heterogéneo, dándose la peculiaridad de que empresas de volúmenes muy diferentes compiten “duramente” en los mismos mercados y la mayoría de las veces esta fuerte competencia se basa en precios y no en servicios.

Paralelamente, podemos observar un crecimiento, que no ha hecho más que empezar si observamos lo que ya está pasando en países de nuestro entorno, de los servicios puerta a puerta. A lo que hay que añadir, que estos servicios – dadas las condiciones que establecen las grandes compañías de venta on-line respecto a las facilidades de devolución que otorgan a los clientes finales – están convirtiendo a los consumidores en clientes “no profesionales” de las empresas de transporte.

Todas estas circunstancias, el tamaño del Sector del Transporte, su heterogeneidad, los servicios de demanda creciente por parte de los consumidores finales junto con el hecho de que no se trata de clientes profesionales, representan una oportunidad para las empresas de este sector. Podemos observar como entre las medianas y pequeñas empresas de transporte se está produciendo una evolución de empresas meramente de transporte a empresas logísticas. Se detecta como estas empresas están empezando a competir en servicios en lugar de en precios.

Esta evolución se está apoyando en tres factores: la agilidad en la toma de decisiones, la adecuación de las instalaciones y la implantación de soluciones tecnológicas.

  • La facilidad de acceso a la información y a la tecnología así como un menor tamaño de las medianas y pequeñas empresas del Sector del Transporte, están permitiendo una toma de decisiones más ágil, más adaptada a las cambiantes circunstancias del mercado.
  • La mayoría de las empresas de transporte disponen de espacios físicos suficientes, o pueden disponer de ellos fácilmente y a unos costes más que asequibles, que lo único que necesitan es de una adecuación para convertirlos en almacenes de paquetería.
  • El control de la paquetería y, sobre todo, la coordinación con este nuevo cliente “no profesional” requiere de soluciones tecnológicas sencillas y de fácil implantación. En este sentido, desde SMART PEOPLE GPS, ofrecemos una potentísima herramienta de fácil implantación para la empresa de transporte y de aún más fácil uso para el consumidor.

Nuestro sistema, además de geolocalizar personas y vehículos, permite a la empresa de transporte diseñar, de forma sencilla, todo tipo de reportes de actividad que pueden incorporar cualquier tipo de información, fotos y firmas incluidas. Es integrable con cualquier otro software. Y, lo más importante, permite geolocalizar pedidos tanto a la empresa de transporte como al consumidor final. Esta última característica es muy valorada entre nuestros clientes puesto que les permite ofrecer unos servicios de empresa logística de primerísimo nivel a los consumidores finales pudiendo generar, además, una reducción del 20% del tiempo de reparto, una disminución de 86 minutos diarios del tiempo de ralentín del conductor y un ahorro de combustible de más del 12%.

No se quede atrás, aproveche las oportunidades que le da este NUEVO MUNDO.